En la orilla


Icástico

A ver, niño, elige dónde quieres morir, en tu país en guerra o en la orilla de una etapa de ese peligroso huir. Vivir es un lujo reservado a los que tienen tu vida en sus manos. Boca abajo, inerte, acariciado por láminas de mar salado es buena foto, chiquitín, bella y bestia, mejor que la del anonimato de tu tierra en llamas, tan corriente. La de miles de pequeños que, como tú, mueren a manos del fanatismo insaciable, tengan barbas o corbatas, asesinen en desiertos o permitan los asesinatos desde parlamentos. Se llamen ISIS o CRISIS. Buena muerte la elegida, si señor, caballerito que ya ha acabado su cruzada, más haces así por la causa, que de un segundo pasa a durar un instante, pero los segundos son siempre iguales y el instante puede dejar huella si está bien trabajado, con suerte, antes de que a la prensa le…

Ver la entrada original 144 palabras más

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s