Leyendo a Henar y a Mati de a poco me dieron ganas de volver a escribir. Mi tendencia es una mezcla de ellos. El disparate surrealista de Henar y el oscuro vómito narrativo de Mati.

No debería haber dicho esto. Ahora mis fans esperarán ansiosos algo improbable > soy bipolar, depresivo extremo y más (deduje, los psiquiatras nunca me dieron un diagnóstico confiable).

Debo aclarar que cuando hice una encuesta por mi vocación quienes dijeron que aprenda a tocar el ukelele no ayudaron nada.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s