[La Medicina Árabe, envidia de una época]


/

Bimaristan de Nur al-Din Hospital o sanatorio que disponía también de una biblioteca médica y funcionaba como centro de formación científica. Era de carácter benéfico, y los enfermos recibían gratuitamente tratamientos que incluían remedios a base de hierbas, música y reposo. http://www.discoverislamicart.org/

Bimaristan de Nur al-Din
Hospital o sanatorio que disponía también de una biblioteca médica y funcionaba como centro de formación científica. Era de carácter benéfico, y los enfermos recibían gratuitamente tratamientos que incluían remedios a base de hierbas, música y reposo.
http://www.discoverislamicart.org/

[Durante la Edad Media la Medicina en Occidente sufrió un gran retroceso pero gracias al mundo islámico se recuperó la ciencia antigua pudiendo seguir avanzando en ella. Los médicos de estos países islámicos gozaban de un justificado reconocimiento y el hecho de que su comunidad científica utilizara en sus inmensos territorios un mismo idioma, el árabe (similar a lo que pasa en la actualidad con el inglés) ayudó a dar a conocer todos sus conocimientos, trabajando juntos médicos de creencias distintas.

El emperador Justiniano al cerrar la academia de Atenas en el año 529 y la expulsión de cristianos en la ciudad de Edesa por los musulmanes, provocó una diáspora de médicos griegos y cristianos nestorianos hacia Gundishapur, en la Persia sasánida. Con la expansión del Islam, muchas de las ciudades griegas cayeron en manos musulmanas y con ellas todo el saber antiguo. Gracias a los traductores, durante el siglo IX y X se tradujeron al árabe muchos textos, teniendo un papel trascendental la Casa de la Ciencia en Bagdad concretamente durante el esplendor del califato abbasí de los siglos  X y XI. Aparecieron las madrasas a modo de escuelas en las mezquitas o junto a ellas, siendo muchas de ellas auténticas academias de medicina en estrecha relación con los hospitales, muchos públicos (bimaristán). El hospital de El Cairo, fundado en 1285 por el sultán al-Qalaun, tenía capacidad para ocho mil enfermos dispuestos en cuatro pabellones alrededor de un patio climatizado con fuentes, y el hospital de Damasco, fundado en 1154 por Nur al-Din… ¡sigue funcionando en la actualidad! (…)] franciscojaviertostado.com/2015/03/25/

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s