Enric, fue una broma y no me arrepiento


Si no sabes distinguir mis bromas quizás yo debería bloquearte. Tú también haces bromas pesadas en tu sutil estilo.

Te NECESITO MUCHO, pero si nuestras conexiones online dependen de lo que vos apruebes,  debemos despedirnos. Amenazarme con despedirme por un desquicio mío es absurdo, siempre supiste que mi cerebro se patina.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Enric, fue una broma y no me arrepiento

  1. bestasalvaxe dijo:

    La bendita locura de cada uno no se puede reprochar por parte de nadie…

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias, bestasalvaxe
      Crecí bajo dictaduras y democracias no tan democráticas, puritanismo, cosas de las que no se habla, cosas que se ocultan. Cuando encontré la libertad de expresión en WordPress decidí postear buceando en mi cerebro sin censurarme. El precio por eso es que también sale mi estupidez. En mi descargo > Aviso en el extremo superior derecho de qué se trata mi blog.
      Dijo Matías -Pelícano volando- “estoy burlándome de los límites de la rigurosa rutina que nos empapelamos en la cara,”
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s