El retorno


PENSANDO EN LA OSCURIDAD

playa

Llevo como cinco minutos pensado en bucle en cómo sería la forma de saludar… Un “saludos” es demasiado formal y creo que ha quedado claro que ese estilo no va conmigo. Un “hola” me parece triste y pobre. ¿”Buenas”? Puede expresar algo más de alegría, pero sigue resultándome insuficiente. “Henarus avere iubet” tiene su cierto encanto después de haber pasado un tiempo con La Muerte. No he aprendido inglés, pero ahora casi entiendo el latín, bueno, los insultos que me ha enseñado: pecus, sus, nequissime, imbecillis, hirce, bufo, mentula, spado, cacate… Y mi frase favorita: “Non calor sed umor est qui nobis incommodat” que viene siendo: “No es el calor, es la humedad”, y que no me harté de repetir a las señoras angustiadas que movían espasmóticamente su abanico y a todos los quejicas que resoplaban al ver como el termómetro marcaba más de 40º. Sí, me miraban raro, pero…

Ver la entrada original 428 palabras más

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El retorno

  1. Digas lo que digas, sé que esperabas ansioso mi regreso.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s