Yo creo que nos fuimos los dos


Pelícano volando

Me estás abandonando, te estas yendo todo entera, toda plaza enrejada, toda despedida de papel y lápiz. Te vas. Solés perderte y no volver. Te vas por mí y siempre es eso, una migaja de vida la que te vas, la que no volvés y me dejás, las que despareces y sola sos un barro que sé que se va porque se llueve. Me soltás. Te caminás para el otro lado, más lejos, más para siempre esta vez, te vas, corazón chiquito lleno de pequitas, te vas para siempre y te vas por todo y por nada, por las pequeñas y las grandes ternuras, por las pautas de lo razonado y por los glaciares de la lógica. Te vas para siempre en un principio de autonomía y de abandono del fracaso, el fracaso que se queda acá, conmigo, bien abrigado. Te vas, sos una luciérnaga en el rio, te vas…

Ver la entrada original 98 palabras más

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Yo creo que nos fuimos los dos

  1. No, vos me dejaste. Cuando brincaste como un Bambi perdido durante un año me propusiste un jardín de rosas. Ahora que trabajas de verdad apenas te comunicas conmigo. Fui para tí sólo un juguete sexual online.
    Pero te amo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s