Colaboración: Venganza


Así como Jordi una vez intentó lanzarme a las feministas para que me apedrearan. Hoy haré lo mismo con él, pero guardando su inocencia, que supongo que se hace excusándolo de alguna forma: Es paranoico, psicótico, se medica (o droga, según se mire), bebe y a veces se emociona y dice cosas que no quiere, como en este caso. No, en este caso seguro que quería.

“…odio a las feministas porque son lesbianas camionero que nos odian y quieren matarnos.”

Acerca de Henar de Andrés

Si me leéis, me conoceréis mejor de lo que lo hago yo. Puede que os caiga mal o bien... Puede que me conozcáis ya o puede que no... Puede que hayáis llegado aquí por error o puede que os guste leerme... Nunca se sabe. De todos modos, gracias, gracias a todos los que estáis aquí, escuchando las paridas que tengo que decir. Un abrazo enorme.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a Colaboración: Venganza

  1. Eso es una colaboración importante, Henar.
    Sí, quise decir eso, las feministas son unas brutas matahombres que jamás leyeron a Simone de Beauvoir -una mujer (aclaro para ustedes, mujeres)-

    Le gusta a 1 persona

    • Maravilloso, Chus, “no nombrarás el nombre de Dios en vano”

      Le gusta a 1 persona

    • Sí, Chus, justo así esperaba que pasara con Jordi.

      Le gusta a 2 personas

      • Yo no lo nombro en vano, María MagdaHenar

        Le gusta a 2 personas

          • Gran aporte, yo creía que los españoles seguían tocando las castañuelas.
            ¿Por qué están tan enojados ustedes los castellanos? Joderse si malgastaron las riquezas que nos robaron.

            Lujuria: [grupo de heavy metal en castellano de Castilla y León ]
            Sin parar de pecar

            Puta resaca, me da por pensar “bobas”,
            me acabo de dar cuenta de que no hago más que pecar.
            Ni un solo mandamiento he podido respetar,
            si existe el Infierno, ¡que calor voy a pasar!

            El primer mandamiento nos manda amar
            a Dios sobre todo, y no lo puedo remediar,
            lo mio son las mujeres, y si digo la verdad:
            de Dios ni me acuerdo cuando se trata de amar.

            El nombre del señor nunca en vano tomaras,
            por muy señor que sea yo le quiero recordar:
            ¡si quieres mi respeto te lo tienes que ganar!

            Aseguran que las fiestas siempre hay que santificar,
            ¡que bonito! ¡cojonudo! ¿es posible ir a rezar?
            si hay domingos y festivos que yo no puedo ni hablar.

            A tu padre y a tu madre el cuarto te manda honrar
            solo por el hecho de que son papá y mamá.
            Yo solo respeto a quien me respeta a mi
            sea mi padre, mi madre o un lancero bengalí.

            El quinto nos dice: “no debes matar”.
            ¿De este me libro? no del todo, la verdad.
            Pues como me mato a pajas he tenido que admitir
            que me mato poco a poco y el pecado cometí.

            Si todos se empeñan
            que pensar es pecar
            yo voy a vivir
            sin parar de pensar.

            Pensamientos impuros el sexto nos prohibió,
            a este le veo una sola solución:
            que me extirpen el cerebro, ¡y aun asi lo dudo yo!

            Robar está prohibido y yo tengo la ilusión
            de robar por un ratito tu cuerpo y tu corazón
            y quedarme de recuerdo tu ropita interior.

            El octavo nos cuenta que es pecado mentir…
            ¡Y una mierda! Les digo, pues para sobrevivir
            miento a hacienda, a la madera, a la guardia civil,
            al gobierno, a la iglesia y a quien me quiera oprimir.

            Actos impuros nos impide cometer
            el noveno mandamiento, ¡no te rias, joder!
            Ya se que nadie lo ha podido respetar,
            ¡mucho menos los Lujuria, como te “pues” imaginar!

            Aun me queda otro que ni puedo recordar
            pero estoy seguro, ¡en su contra he de pecar!
            En una frase lo vamos a resumir:
            ¡¡A mi nadie me dice como tengo que vivir!!

            Si todos se empeñan
            que pensar es pecar
            yo voy a vivir
            sin parar de pensar.

            Si todos se empeñan
            que pecar es pensar
            yo voy a vivir
            ¡sin parar de pecar!

            Le gusta a 1 persona

  2. etarrago dijo:

    No se lo tengas en cuenta, Henar, fue en un momento en que le habían rechazado tres o cuatro de ellas en la fiesta de fin de curso de los progres arrepentidos en el acto 3.0 cuando las damas hacen cosas que solo ellas pueden hacer con los hombres que se dejan. Se enfadó mucho, no le escogieron y se cabreó … así es Jordi, todo corazón.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s