Las cosas que hay en el living


Pelícano volando

Cuatro vasos quedan por lavar, dos cuchillos y un tenedor tirados ahí en la bacha, sucios y pegoteados hasta la mañana siguiente, cuatro vasos y la noche que viene fuerte y ruidosa con gotas de lluvia pegando en la persiana como piecitos cayendo por un precipicio, como hombrecitos enojados golpeando la pared. Caminando por el pasillo, pasillo largo y pálido, palidez y orden, pintura exacta y blanca, prolijidad y abismo, caminando por ahí hasta la habitación principal donde Marcos y Juana leen a la luz de veladores propios, leen mientras se acomodan, mientras tironean de las sábanas que son una extensión de ellos mismos de niños, las sábanas que son ellos queriendo jugar con los mayores que acostados, y con cara de serios y de señores grandes, leen textos eternos e infinitos acercas de las verdades del hombre terrenal y metafísico.

Ver la entrada original 1.193 palabras más

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Las cosas que hay en el living

  1. etarrago dijo:

    Lo de Matías es … perfecto, como el niño de Eugenio, que no hablaba y un día, a los 33, su madre le dio un café y el niño dijo: Falta azucar; le preguntaron que si hablaba y por qué ahora y no antes, el niño dijo: “Hasta ahora estaba todo perfecto” … como escribe Matías.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s