Y que no se me corta la cintita Nosso Senhor do Bonfim


Estuve en Brasil en diciembre y la señora que me la regaló antes de acorralarme para venderme cosas me dijo que su deseo de buena fortuna se cumpliría cuando se corte solita la cintita.

Ybg dijo de mí: “Ese tipo borracho y en la cocina es un peligro vivo, en cualquier momento hará explotar el edificio”

Al momento no se han cumplido ninguna de las 2 profecías.

¿Qué hago?

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s