La verdadera historia del castillo de Walt Disney


Castillo Neuschwanstein, en Baviera (Alemania).
Haz clic en la imagen y amplíala.

El castillo de Neuschwanstein recibe su nombre en honor del Caballero Cisne de una ópera de Wagner y significa “nuevo cisne de piedra”. En su construcción no hay que remontarse mucho tiempo atrás, sólo al siglo XIX, en una época en que los castillos ya no eran necesarios como fortalezas. Su entorno, típico de un cuento de hadas, hizo que fuera fuente de inspiración como modelo de películas (Chitty Chitty Bang Bang, Spaceballs), series de televisión (The Amazing Race), a Tschaikowsy cuando compuso “el Lago de los Cisnes”, a artistas como Andy Warhol, en estampillas y monedas conmemorativas y, lo más mágico de todo, fue elegido por Walt Disney como modelo del Castillo de la Bella Durmiente en Disneyland, dando la bienvenida a todos los niños y adultos que se acercan al parque de atracciones.

Ver la entrada original 804 palabras más

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s